¿Quién ganó y quién perdió en las consultas interpartidistas?

Sin duda alguna el primer gran ganador de estas elecciones es Iván Duque, su votación de poco más de 4 millones de votos lo pone en la cima de estos comicios nacionales, pues es un candidato presidencial que ya demostró su peso electoral y esta cifra ya lo tendría eventualmente en segunda vuelta; sin duda alguna detrás de esta victoria está el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, máximo líder de Centro Democrático y este espectro ideológico de derecha, adicionalmente el Centro Democrático se perfila como la principal fuerza en el Congreso de la República.

En la otra orilla se encuentra el ex alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien también fue un gran ganador, pues consiguió cerca de 3 millones de votos que lo reafirman como un candidato presidencial fuerte, derrotando tajantemente e a Carlos Caicedo, quien, sin embargo, consiguió poco más de medio millón de votos que es una presentación para nada despreciable.

Sin duda alguna, otra ganadora es Marta Lucía Ramírez, quien consiguió más de millón y medio de votos y le da la autoridad electoral que le bastó para perfilarse como la fórmula vicepresidencial de Iván Duque, recordamos que Ramírez consigue esta votación por su trayectoria política bajo un movimiento por firmas, sin el apoyo de un partido político detrás aparte de un sector del Partido Conservador.

De esta misma alianza de “derecha” el gran perdedor es el ex procurador Alejandro Ordóñez, quien apenas consiguió 376.721 votos. De los 5 aspirantes a la Presidencia que eligieron el mecanismo de consulta fue quien menos votos consiguió, a Ordóñez se le dará un espacio relevante pero incierto en esa gran alianza, debido a que su electorado no tiene mucho peso.

Y por supuesto, el máximo perdedor de esta jornada no tiene tinte político, es el registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, que tras el episodio de la escasez de tarjetones de las consultas presidenciales recibió críticas por parte de los dos sectores políticos, instancias gubernamentales y la opinión pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *