Víctimas del conflicto armado sembraron un árbol

En el Año del Agua y el Ambiente, habitantes del municipio de Aquitania recordaron a las víctimas del conflicto armado con una siembra de árboles, en la que participaron niños, jóvenes y adultos, que a pesar del paso del tiempo mantienen viva la memoria de sus seres queridos.

“Como víctima del conflicto armado sembrar un árbol es darle esperanza a esos seres que nos arrebataron, y protegerlo es un acto de amor. Invito a las demás víctimas a apadrinar un árbol y queremos seguir reforestando en las zonas donde hubo conflicto armado”, dijo Martha Leonor Daza, representante de las víctimas del conflicto de Aquitania.

Esta siembra de árboles representa un nuevo despertar, donde antes hubo dolor; hoy sembramos esperanza y los troncos de estas plantas se erigirán como símbolo de fortaleza de las víctimas, que pese a las dificultades encontraron la forma de seguir adelante y escribir un nuevo capítulo.

“Comprometidos con el medio ambiente sembramos cien árboles en un predio donde se ubican los tanques que surten de agua a nuestro municipio. Un árbol es vida y durante la jornada las víctimas demostraron que, a pesar de lo ocurrido, del dolor ocasionado, queremos salir adelante y que la vida nazca nuevamente”, dijo Felipe Absalon Cardozo, alcalde de Aquitania.

El municipio tiene 415 víctimas y actualmente se adelanta una caracterización que definirá si esta cifra se mantiene o ha disminuido por el desplazamiento y/o trasladado a otras ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *