Administración Amaya Rodríguez resaltó contribución de las mujeres al desarrollo del Boyacá

El Foro Mujeres Cuidadoras de Vida, organizado por la Secretaría de Desarrollo Humano de la Gobernación, que orienta la doctora Adriana del Pilar Camacho León, fue un gran escenario para reconocer el pensamiento y trabajo de las mujeres que están transformando a Boyacá, especialmente, en defensa de la naturaleza.

En cada una de las presentaciones realizadas, como parte de la agenda temática y las experiencias de vida compartidas por las protagonistas, se demostró que su amor, sus convicciones y sus acciones están más allá del interés particular y que su responsabilidad con el equilibrio entre las actividades humanas y la esencia ambiental es un asunto de impacto social.

Durante sus sendas intervenciones, la gestora Social del departamento, Nancy Johana Amaya Rodríguez; la secretaria de Desarrollo Humano, Adriana del Pilar Camacho León; la Magistrada del Tribunal Superior de Tunja, María Julia Figueredo; la estudiante de la Maestría en Derechos Humanos de la Uptc, Andrea Silva Ruiz, la representante del colectivo por la defensa de la provincia de Sugamuxi y el Museo Arqueológico de la UPTC Tunja, Laura López Estupinán y Estefany Grajales, de la Red por la Justicia Ambiental Colombia, dejaron claro que el ‘El Día Internacional de la Mujer Trabajadora, no es una ocasión para celebrar, sino un motivo para rendir homenaje a las mujeres que ha sacrificado su vida buscando la igualdad de derechos humanos y la conservación de la naturaleza.

A su vez, las admirables expositoras de experiencias de vida, Lidia Sánchez, de Santa Rosa de Viterbo; Martha Emilce Saiz Forero, de Gachantivá; DianaPérez, de Paipa; Nélida Roa, de Chinavita y Natalia Rivera, de Arcabuco, enseñaron que cultivar, conservar y mantener las semillas nativas, nacimientos de agua, los bosques, los ríos y la fauna, debe un compromiso de todos los integrantes de la sociedad, para que las nuevas generaciones tengan un mundo libre de amenazas de extinción de la propia raza humana.

Teniendo en cuenta que el espacio buscaba ser un lugar de construcción conjunta de saberes y conocimientos, alrededor de la necesidad actual de la sociedad de replantearse la relación con la naturaleza, la necesidad de pensar en otro mundo posible en el que los seres humanos nos sea depredadores de su entorno, la jornada dejó una grata sensación cumplida, más si se tiene en cuenta que Boyacá vive el ‘Año del Agua y del Ambiente’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *