Boyacá declara calamidad pública por ola invernal

Tras las afectaciones que ha dejado la ola invernal en las diferentes provincias del departamento de Boyacá y frente a los pronósticos del IDEAM, se reunió el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres –CDGRD- para analizar las afectaciones y definir acciones en el ánimo de atender las necesidades que se deben atender. Tras varias horas de análisis los integrantes del CDGRD decidieron declarar la calamidad pública, medida que permite hacer frente a la emergencia invernal que ha dejado consecuencias complejas en los municipios.

El Gobernador de Boyacá Ramiro Barragán Adame explicó que “debido a las emergencias que se han presentado en cerca de 31 municipios del departamento, en donde casi el 25% de las 123 poblaciones han resultado con afectaciones y necesidades de apoyo, la Gobernación de Boyacá declaró la calamidad pública en el territorio con el fin de hacer frente a los deslizamientos, caída de banca e inundaciones que ha generado la ola invernal”. El mandatario departamental indicó que la decisión de calamidad se hizo de manera consensuada y manera técnica “el concepto favorable del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo nos permitirá ampliar capacidades. El Ideam advierte que las lluvias serán significativas en las semanas que vienen y la decisión permitirá fortalecer la capacidad de respuesta, gestión e intervención respecto a lo que ha sucedido y pueda ocurrir en el departamento”.

Otra decisión que se ha tomado en el marco del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo es que desde la Secretaría de Infraestructura se realizarán acciones de prevención y acción. Además, se aunarán esfuerzos presupuestales para ampliar las medidas, frente al tema el titular de esta sectorial, Elkin Rincón Salamanca, indicó que se ha dispuesto un equipo de profesionales y especialistas para atender las situaciones que se han presentado, especialmente en el Occidente de Boyacá, donde se han atendido deslizamientos, caída de banca y deterioro de la malla vial, “tenemos toda la maquinaria dispuesta, no solo en el Occidente, sino en los demás municipios del departamento que están damnificados, con el objetivo de habilitar las vías, proteger los puentes y sus cimentaciones para que no tener afectaciones por los caudales de los ríos”.

El funcionario aseguró que se tienen dispuestas tareas de corto, mediano y largo plazo, que ya se están ejecutando para habilitar la movilidad. “se tiene dispuesta maquinaria en los municipios como Maripí, Pauna Muzo, Briceño, Buenavista y Paz de Río, pero si requiere en otras provincias será enviadas, realmente toda la maquinaria que tiene el departamento está en terreno atendiendo las necesidades que tiene la comunidad”.

Por su parte Germán Bermúdez Arenas, director del Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, aseguró, que la temporada de lluvias ha superado la capacidad del departamento en cuanto al manejo de las vías, razón por la cual se adelantó la gestión a nivel nacional para atender las emergencias en la región.

Bermúdez Arenas explicó que la declaración de Calamidad departamental permite atender todas las necesidades que se están o se puedan presentar por la ola invernal “no es necesario que los demás municipios declaren la calamidad pública, pues con ésta todos actuamos, tanto a nivel municipal, departamental y nacional en pro de resolver las problemáticas. Hemos hecho solicitudes muy puntuales a las autoridades ambientales para que, de manera más enérgica, acompañen a los municipios con recurso hídrico y manejo de cauces y ríos”.

También el Gobernador de Boyacá, conjuntamente con el Director de la Unidad departamental de Gestión del Riesgo de Desastres y el alcalde de Pajarito, participaron del puesto de mando unificado para analizar el nuevo movimiento de masa sobre la vía al Cusiana y afectaciones que ha tenido que enfrentar esta población de la provincia de La Libertad.

Allí Ramiro Barragán Adame indicó que “la prioridad es la seguridad de nuestra gente, la movilidad y por supuesto su economía, tema que nos preocupa para el caso del municipio de Pajarito, por ello en el Puesto de Mando Unificado realizado en la Unidad Nacional de gestión de Riesgo –UNGRD- hicimos seguimiento a las dificultades en Pajarito y articulamos acciones para atender la difícil situación que vive esta población”.

El mandatario de Boyacá explicó las conclusiones del PMU “la Gobernación enviará maquinaria para fortalecer el jarillón y evitar que el río lo desestabilice. El Invias ya viene analizando posibilidades de solución para atender emergencia en punto crítico, la decisión que se tome será socializada con la comunidad, por su parte Corporinoquia adelantará modelación hidráulica del río, para tomar decisiones y se realizará la consolidación del censo de afectaciones para gestionar ayudas humanitarias ante la UNGRD”.

El Gobernador de Boyacá indicó que se adelantará semanalmente Puesto Mando Unificado, para analizar las acciones y avances de las tareas acordadas todo en beneficio de las comunidades. Según las orientaciones entregadas por el Ideam, los próximos meses, incluido mayo, serán lluviosos para Boyacá, el nororiente, noroccidente y el piedemonte del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML5 RADIO PLAYER PLUGIN WITH REAL VISUALIZER powered by Sodah Webdesign Dexheim