Para evitar incendios, prohíben rotundamente las quemas agrícolas en Boyacá

En Boyacá todos los incendios forestales han sido provocados por pirómanos, o han sido quemas de campesinos e indígenas que se han salido de control, cuando los pobladores buscan alistar el suelo para actividades agrícolas.

El director de gestión del riesgo de desastres Germán Bermúdez, dijoque “estamos monitoreado y pidiéndole a las corporaciones autónomas y a los municipios que emprendan unas medidas de prevención con las comunidadespara frenar la cantidad de incendios que se están generando en el departamento. Mientras tanto, apoyamos con carro tanques desabastecimientos parciales en los municipios de Guateque y Sora, y seguimos trabajando en la mitigación de los efectos de esta temporada seca”.

Por eso el gobierno de Boyacá ordenó por decreto prohibir las quemas a cielo abierto en zonas rurales sin ninguna excepción, para reducir los riesgos de este tipo de emergencias. Además le reclamó al gobierno nacional más de 5.000 millones para gestión del riesgo de desastres, que aún no se han entregado.

Por su parte, el gobernador Carlos Amaya, puntualizó que “en sólo 22 de los 123 municipios hay convenios con bomberos. Queremos decirle al gobierno nacional que cumpla con los 5.000 millones de pesos con los que se comprometió, de los cuales apenas se han ejecutado 1.800 millones. Vamos hacer un convenio con la Fuerza Aérea Colombiana, para lograr que los helicópteros puedan estar disponibles cuando el departamento los requiera en este tipo de emergencias, se van a requerir recursos del departamento que estamos buscando y los pondremos al servicio de las necesitadas que hoy por hoy tiene la oficina de gestión del riesgo”.

En lo corrido del 2019, se han reportado más de 30 incendios forestales que han consumido casi 2.600 hectáreas de bosques nativos, frailejones, helechos y demás plantas, y que han afectado fauna nativa de varios ecosistemas.

Actualmente hay 19 municipios en alerta roja por incendios forestales, la mayoría en el centro del departamento; pero también, las lluvia empiezan a intensificarse en otros sectores de la región, y en contraste, 52 localidades ya se encuentran en alerta amarilla por deslizamientos de tierra.

La prohibición de las quemas, que está dirigida a productores y habitantes del sector rural, se hizo para reducir el número de los perjudícales incendios forestales y para “proteger a la población, al aire, los nacimientos de agua, los ecosistemas, los páramos, la infraestructura, buscando la reducción de los impactos sobre el ambiente y por ende sobre la salud de las comunidades.

Fuente: Caracol Radio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *