Samsung lanza el Galaxy Z Fold 2, su tercer celular plegable

El equipo va dirigido a quienes necesiten realizar múltiples tareas a la vez. Sin embargo, sus cámaras pueden quedarse algo cortas para ciertos usuarios. Conozca las características de este nuevo dispositivo.

Al igual que el Galaxy Fold, este plegable se abre en forma de libro.

Durante la segunda parte del evento virtual Galaxy Unpacked, Samsung lanzó el Galaxy Z Fold 2, el tercer modelo plegable de la compañía surcoreana. Con este equipo promete unificar la experiencia de tableta que ofrece el Galaxy Fold -aquel que presentó en 2019- con la practicidad del Z Flip, que vio la luz en febrero de este año.

La apuesta del fabricante es simple: ofrecer una pantalla con más espacio para realizar múltiples tareas a la vez y poder compactarla en un diseño que se vea sofisticado.

Al igual que el Fold original, el nuevo plegable se abre en forma de libro, dejando ver una pantalla principal QXGA + Dynamic AMOLED 2X de 7,6 pulgadas con biseles 27 % más pequeños que el equipo anterior, según Samsung. Este display incluye un recorte para la cámara frontal.

Samsung explicó que dicha pantalla viene con una frecuencia de actualización predeterminada (o tasa de refresco) de hasta 120 Hz que se puede adaptar a frecuencias menores. Esto ayudaría a preservar la carga de su doble batería de 4500 mAh.

La pantalla principal es de 7,6 pulgadas.

Cuando el equipo se cierra, contamos con una pantalla de cubierta Super AMOLED de 6,2 pulgadas (la del Galaxy Fold era de 4,6) y tres cámaras traseras, revelando una apariencia similar al de los equipos de la serie Note.

Mejoras en la bisagra

Pese a que Samsung fue pionero en el segmento de celulares plegables, también recibió duras críticas con su primer dispositivo, el Galaxy Fold. Algunos usuarios reportaron errores que iban desde la inhabilitación de una de las mitades del display hasta el desprendimiento de la capa protectora de la pantalla principal.

La firma se tomó en serio las críticas para hacer mejoras en el Fold y desarrollar un nuevo sistema para el Galaxy Z Flip. Esta vez también hizo énfasis en la tecnología que utiliza para su nueva pantalla plegable.

En esencia, tiene una bisagra escondida (Hideaway Hinge), la misma que facilita plegar el Z Flip. Con más estructuras internas para crear una base más resistente al abrir el equipo. Esta tecnología incorpora también un sistema de soporte magnético para asegurar el dispositivo cuando se encuentra completamente abierto.

La bisagra incluye más de 60 piezas internas para crear una base más resistente al abrir el equipo.

La compañía asegura que el equipo incluirá una tecnología “de barredora” para repeler el polvo y las partículas de suciedad con fibras de menos de 1mm incorporadas en este sistema.

Nuevas funciones

Al igual que el Z Flip, este equipo incluye el “Modo Flex”, una característica que permite dejar el equipo plegado horizontalmente (como una pequeña laptop) para ver videos en una pantalla mientras se leen los comentarios en la otra, por ejemplo.

Samsung también dice que esto permitirá hacer fotografías más estables al poner los equipos plegados sobre superficies, aunque en la era de las selfies quizás esto no resulte muy útil. Lo que sí se aplaude es la posibilidad de tener una vista previa dual al poder tener tanto la perspectiva del fotógrafo como la del sujeto en la toma, pues se puede usar la pantalla principal y la de cubierta al mismo tiempo. De esta manera se puede tomar una selfie con las cámaras traseras mientras la pantalla de cubierta actúa como visor.

Este modo también incorpora la herramienta “App Continuity”, que permite seguir viendo los mismos contenidos (por ejemplo, un video) en una pantalla y continuar viéndolo en la otra sin perder el ritmo.

El equipo busca ser tan portable como el Galaxy Z Flip que lanzó la compañía en febrero.

“Escuchamos atentamente los comentarios de los usuarios para asegurarnos de que estábamos aportando mejoras significativas al hardware, al paso que desarrollamos nuevas innovaciones para mejorar la experiencia del usuario. Fortalecidos aún más por nuestras asociaciones líderes en la industria con Google y Microsoft, estamos remodelando y redefiniendo las posibilidades de la experiencia del dispositivo móvil”, aseguró TM Roh, presidente y director de negocios de comunicaciones móviles de Samsung Electronics.

El directivo se refiere a que cuando el equipo se pliega a la mitad, la interfaz reconoce el ángulo y adapta ciertas aplicaciones para aprovechar ambas pantallas. Microsoft, por ejemplo, optimizó su suite de Office para este equipo, permitiendo, por ejemplo, responder un correo al tiempo que se lee otro y arrastrar elementos de una pestaña a otra, como en las tabletas.

La interfaz de este celular está diseñada para ver 3 aplicaciones al mismo tiempo, tanto horizontal como verticalmente.

Varias cámaras, poca resolución

El Z Fold 2 viene con tres cámaras traseras. El sensor principal es de 12 megapíxeles (MP), el lente ultra gran angular de 12 MP y el teleobjetivo de 12 MP. La cámara frontal en la pantalla cerrada es de 10 MP, al igual que la frontal en la pantalla abierta. También tiene zoom digital de hasta 10 aumentos (10X).

Hay que reconocer que la resolución no es mucha. De hecho, el sensor principal del Mate Xs de Huawei permite hacer capturas de 40 MP. Pero aunque otros teléfonos tienen mejores especificaciones, la calidad de las fotos hoy en día no sólo se da por la resolución de los sensores, pues también entran a jugar la óptica y el manejo computacional de las imágenes, por ejemplo.

En compensación, incluye el modo “toma única” que captura una variedad de fotos y videos en varios formatos con una sola toma, como ya lo hace la serie S20. También viene con un sensor de brillo nocturno para mejorar la calidad de imágenes con poca luz y un enfoque automático en videos por medio de inteligencia artificial.

Las cámaras traseras del equipo se asemejan a las del Galaxy Note 20.

En cuanto a especificidades, este equipo incluye el procesador Qualcomm Snapdragon 865+, 12 GB de memoria RAM y 256 o 512 GB de almacenamiento interno, este último sólo está disponible en mercados selectos en Asia.

El equipo llegará en color bronce (el mismo del Note 20) y negro. Además, la bisagra es customizable por medio de una herramienta en línea para cambiar de color a plata, rojo, azul y amarillo.

La preventa de este equipo comenzará mañana 2 de septiembre en EE.UU en US$1999 (unos $7′470.000), sin embargo, se comercializará oficialmente el 18 de este mes.

Todavía se desconoce información sobre la disponibilidad y los precios para América Latina.

Fuente: El Espectador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *