Servicio Geológico inició estudio de la falla en San Eduardo (Boyacá)

Gigantescas grietas atraviesan gran parte de la zona rural y urbana del municipio, ubicado al suroriente del departamento de Boyacá.

Habitantes de las veredas Cardoso, Villanueva, La Libertad y la Alejandría del municipio de San Eduardo (Boyacá) perdieron sus viviendas, cultivos, animales y ganado a consecuencia de un enorme deslizamiento de tierra que, con las fuertes lluvias que azotaron al municipio durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, arrasaron con todo a su paso.

María Eliza Montañez Parra, alcaldesa del municipio, informó que bajo la supervisión de Martha Calvache, directora del Servicio Geológico Colombiano, se inició el estudio de la falla geológica que afecta a gran parte de la localidad.

“Estamos muy contentos porque son profesionales que tienen la experiencia, la capacidad y la idoneidad para hacer este trabajo que tanto necesita el municipio”, dijo Montañez Parra.

El estudio se dividió en dos fases en las que participan diez expertos del SIG, quienes inicialmente permanecen en la zona rural y posteriormente, evaluarán los impactos de la falla en el casco urbano.

Se pudo establecer que aumentó a 62 la cifra de familias evacuadas; es decir, más de 170 personas tuvieron que trasladarse a viviendas en el área urbana de la localidad.

La alcaldesa fue enfática en expresar que nunca más se podrán construir viviendas en los lugares en los que la falla geológica causó mayores estragos.

“Los geólogos han manifestado que el área que aún tiene un movimiento de masa representa una falla que no es mitigable. Allí no se podrán construir viviendas y el municipio no volverá a expedir licencias de construcción para esa zona”, dijo la funcionaria.

Pese a que inicialmente se informó que el estudio tendría un costo de 1.300 millones de pesos, la mandataria aseguró que ni el gobierno nacional, ni departamental destinaron recursos, por lo que el SIG adelanta de manera unilateral la investigación.

Rehabilitación de vías

Con autorización de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá y del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo se recuperaron algunos de los ejes viales, que habían resultado afectados por las grietas y que impedían que el bus de transporte escolar llegara a las veredas a recoger a los niños.

“Pedimos a la Corporación Autónoma Regional de Boyacá y a la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo que nos permitieran intervenir varias vías destruidas, por los agrietamientos para habilitar la buseta de transporte escolar”, dijo Montañez Parra.

Además, la alcaldesa anunció que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres instalará varios equipos tecnológicos que permitirán informar en tiempo real, los comportamientos de la tierra y, simultáneamente, emitirán alertas a la nación y al municipio sobre la falla geológica y la remoción en masa.

Los sistemas de alertas tempranas permitirán reaccionar ante una eventual avalancha que se genere en la parte alta del municipio.

“Vamos a ubicar unos equipos especiales que permitirán que desde cualquier computador de la oficina de riesgo de Bogotá y del municipio, podamos monitorear la falla y también el comportamiento de los afluentes que bañan al municipio”, dijo la alcaldesa.

Se instalará también una estación meteorológica en la parte alta de San Eduardo, que se encargará de informar acerca de la variabilidad del clima y de las medidas que se deben implementar entre la población.

Fuente: Sistema Integrado de información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *